PlayGo 3 razones para jugar juegos de mesa en solitario

3 razones para jugar juegos de mesa en solitario

Cuando la mayoría de la gente piensa en juegos de mesa sus mentes viajan a su hermano que voltea un tablero de Monopoly con ira o a un padre que habla basura mientras se desbocan en Asia en Risk. Los juegos de mesa sin duda dependen de esa dinámica social para fomentar los recuerdos y la emoción. El tablero, las piezas y los mecanismos se unen como un facilitador; algunos alcanzan su caja de vino favorita, otros van a los juegos de mesa.

Pero no tiene por qué ser así. Cuando la casa está vacía y no estás de humor para Un Juego de Tronos o Almas Oscuras III, dirígete a tu estantería y saca un juego de mesa para pasar un rato «yo» de calidad. Jugar un juego analógico por ti mismo puede ser una experiencia liberadora y perspicaz. Cuando termine, te prometo que no estarás acurrucado en la esquina de tu ducha sollozando, no hay vergüenza en este juego.

Principalmente hay tres razones principales por las que deberías pasar más tiempo jugando solo.

Aprender a jugar

La forma más común de jugar al solitario es aprender un nuevo juego. Todos hemos estado allí, vimos un nuevo y emocionante juego de mesa y salimos corriendo a la tienda a comprar un nuevo juego. El problema es que tus amigos vendrán mañana por la noche y esa brillante nueva copia de Pandemic tendrá una oportunidad para impresionarlos. Si falla, pasarán las próximas semanas ridiculizándote por tu gusto y restregándote la cara en el amargo barro.

Rompe el envoltorio del como si fuera la mañana de reyes y lleva el juego a la mesa inmediatamente. Corre por unas cuantas vueltas por tu cuenta sin distracciones y baja el procedimiento. Refina tu comprensión y podrás enseñar a esos horribles payasos con los que andas como si fueras un filósofo impartiendo sabiduría de los dioses.

PlayGo 3 razones para jugar juegos de mesa en solitario

Supera el reto

El segundo aspecto de los juegos en solitario es ir mano a mano con una IA difícil. Esto puede ser lanzarse con un montón de fantasmas en la cooperativa Ghost Stories, o incluso un juego diseñado para jugar en solitario como Hostage Negotiator. El elemento clave de estos dos diseños es una dificultad insana hasta un volumen que Nigel Tufnel apreciaría.

Aquí el desafío en sí mismo es el señuelo para volver a la lucha. El juego limpia el suelo contigo y la experiencia pasa del compromiso social con los compañeros a la venganza contra la máquina. Es convincente de manera similar a la superación de obstáculos en un videojuego para un solo jugador. El beneficio aquí es que estás interactuando con un objeto físico que tiene peso y significado en el suelo. Como experiencia, puede proporcionar un tipo de satisfacción completamente diferente a la de agarrar un controlador y pegar tus ojos a la pantalla.

PlayGo 3 razones para jugar juegos de mesa en solitario

Explora

La solodinámica final es el interés más oscuro pero convincente. Algunos de los mejores juegos de este hobby son vastos y profundos. Diseños como Eclipse, Twilight Imperium y Terra Mystica justifican múltiples juegos y estudios contemplativos. El desarrollo de la estrategia y la verdadera comprensión del juego puede requerir bastante esfuerzo. Además, la belleza completa de tales puede ser a menudo oscura hasta que uno pela la cebolla y corta todas las capas.

Con la actitud correcta, estos juegos más pesados pueden ser perfectos para sacar de la estantería y atacar como un ejército de uno. El truco es que tienes un tiempo virtualmente ilimitado para manejar múltiples facciones y tableros de jugadores. Puedes diseñar situaciones y experiencias que te permitan intentar estrategias divergentes. Se trata de explorar la colección de mecanismos del juego y de adivinar sus profundidades ocultas. Con concentración y experiencia, te sentirás como Sun Tzu evaluando a su oponente y preparándote para desatar la ira.